Poeta chileno de Alejandro Zambra

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Este libro nos introduce a las historias de Gonzalo, Vicente, Carla y Pru. Historias de vida que se entremezclan, y a partir de las cuales divisamos los tramos que ellos recorren juntos en distintos momentos de sus vidas.

Los protagonistas de este relato, Gonzalo y Vicente, nos acercan a esas complejas y, muchas veces, imperecederas relaciones entre padre e hijo, padrastro e hijastro. Mientras que Carla pone sobre la mesa muchos asuntos relativos a la maternidad y las relaciones de parejas, al tiempo en que Pru nos brinda sendas lecciones sobre cómo volver a empezar después de innumerables decepciones.

La obra está atravesada por la temática de la poesía y aquellos que se dedican a escribirla. En este sensible relato, somos testigos del deseo de dos hombres que añoran ser poetas, y nos adentramos en el universo simbólico, vivencial y aspiracional de los poetas, especificamente, de los poetas chilenos. Un país en donde la poesía tiene un valor cultural e historico altísimo y está profundamente enraizada en su gente.

Este es un libro que calienta el corazón, y que recomendaría a muchos hombres y mujeres que conozco. Un libro precioso sobre los lazos de amor que permanecen en el tiempo pese a las distancias, el orgullo, el egoísmo, las equivocaciones y el olvido. Un libro que profundiza en las relaciones de paternidad, en los rompimientos de pareja, en la posibilidad de perdonar, en los éxitos y fracasos, en el triunfo del amor.

Es la primera ocasión en que leo a Alejandro Zambra, y me he quedado prendada de su enternecedora, hilarante y cautivadora forma de escribir. Si disponen de tiempo y quieren embarcarse en una lectura deliciosa, no dejen de leer este bello regalo de la literatura.

«Ser padre consiste en dejarse ganar hasta el día en que la derrota sea verdadera».

«Los poetas chilenos son curiosamente más famosos que los narradores y hay muchos narradores que escriben novelas sobre poetas. Son como héroes nacionales, figuras legendarias».

«Es mejor escribir que no escribir. La poesía es subersiva porque te expone, te hace pedazos».

«Fue padre de la manera más plena que alguien que no es padre puede serlo».

¿Te gustó? Compártelo
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter

También te puede interesar