Demian de Hermann Hesse

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Cuando publiqué mis reseñas sobre los libros de Hesse que leí, «El lobo estepario» y «Siddhartha», algunas personas me dijeron que necesariamente debía leer «Demian», al tiempo en que me indicaron que este es el libro perfecto para iniciarse en el universo literario de Hesse. Comulgo ampliamente con esta recomendación, aunque también considero que Siddharta es un gran abrebocas para enamorarse de este autor.

En esta oportunidad, Hesse nos introduce a la historia de Sinclair, un niño quien nos va relatando en primera persona el modo en que va descubriendo que el mundo no es solamente luminoso y piadoso, sino también oscuro y decadente. Un niño quien, conforme va creciendo, se plantea un sinnúmero de preguntas existenciales y analiza el mundo desde una perspectiva absolutamente crítica. Este proceso de crecimiento y aprendizaje está acompañado de su amigo, Max Demian, a quien el libro debe su nombre.

Demian (1919) es un libro sencillo de leer, aunque no por eso es menos profundo y complejo de entender. Considero a este un fascinante tratado sobre la transición de la niñez a la adolescencia y a la juventud, etapas en las que la adopción de un espíritu crítico son determinantes para la consecución de la vida fuera de lo establecido y considerado como normal. Además, este es un excelente relato sobre los sufrimientos y las inquietudes que se mantienen en esta época de la vida, en la cual es tan necesaria una ideología, un deseo a perseguir, y un grupo al que pertenecer.

Les recomiendo muchísimo este libro, un fantástico relato en el cual descubrimos cuan pesaroso puede ser el camino hacia el conocimiento de nosotros mismos, y cuanta luz puede existir al conseguirlo.

«Hoy sé ya muy bien que nada en el mundo repugna tanto al hombre como seguir el camino que ha de conducirle hacia sí mismo».

«Cuando odiamos a un hombre, odiamos en su imagen algo que llevamos en nosotros mismos».

«El verdadero oficio de cada uno era tan solo llegar a sí mismo».

¿Te gustó? Compártelo
Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter

También te puede interesar